Beneficios de verificar las fuentes de información en Internet

por Juan Carlos Jiménez en septiembre 26, 2013

buscar-informacionEn medio del complicado, variado, extenso y dinámico mundo de la comunicación, todos los actores tenemos responsabilidades cuando utilizamos Internet y las redes sociales.

Estas responsabilidades implican mantener buenas prácticas en el uso de la información, tanto como emisores como receptores. Una de ellas es verificar y citar las fuentes de información.

La verificación de las fuentes nos proporciona muchos beneficios a quienes interactuamos en la red:

Cuando somos emisores:

Los contenidos que citan y verifican la fuente de información y su autenticidad son más valorados por quienes nos leen y consultan.

Al citar debidamente la fuente de una información contribuimos a mejorar la credibilidad y la confiabilidad de nuestros contenidos. Por tal razón, es propicio no caer en la tentación de difundir datos sin comprobar su origen.

La información de buena calidad entraña un profundo respeto por los lectores y una sincera valoración a su criterio e inteligencia. En consecuencia, la calidad retorna en más respeto hacia quien la divulga.

Ser rigurosos a la hora de citar una fuente de información, evitando generalizaciones o atribuciones a la ligera, con el tiempo nos proporciona una buena reputación pública.

En este sentido, una buena imagen, construida con información confiable, nos permite crear una amplia base de seguidores, y nos puede convertir en una referencia obligada en determinados temas.

Si divulgamos información en la que se puede confiar, nuestras ideas conquistarán el apoyo y el reconocimiento del público lector.

Así mismo, como emisores de información, actuar con honestidad y transparencia en cuanto al origen de una información, nos otorga valoración y prestigio.

La buena información estimula la participación

Persuadir es sin duda el objetivo fundamental de la comunicación. Y la interacción es la esencia de internet y las redes sociales.

Una información de buena calidad promueve elementos de juicio, criterios y buenos argumentos para la acción responsable.

Respaldar lo que emitimos con datos confiables y referencias a las fuentes estimula e invita a la participación y el diálogo.

Cuando somos lectores:

También existen beneficios para quienes consumen información que ha sido generada bajo parámetros de veracidad y pertinencia.

La buena información nos hace más eficientes. Si creemos en la fuente, ahorraremos tiempo y esfuerzo.

Si confiamos en quien leemos, no nos distraemos ni nos confundirnos en medio de tanta información.

Así mismo, al conocer la fuente y sentirnos seguros con ella, no nos convertimos en multiplicadores de rumores y chismes.

La información de calidad estimula el aprendizaje

La información de calidad (entendida como información transparente y honesta porque cita y verifica las fuentes) genera inquietudes, nuevas preguntas y amplias posibilidades de opinar con propiedad. Esto enriquece nuestro dominio de temas que nos interesan y convienen.

La información respaldada por datos relevantes amplía nuestros criterios para realizar un uso responsable de la misma. De esta manera, sabremos identificar lo que queremos leer y podremos diferenciar mejor los contenidos.

Igualmente, la calidad de la información que elegimos consumir agrega valor a lo que usamos en Internet y las redes sociales.

Quienes publican cualquier cosa con el objetivo de obtener adhesiones, complicidad y solidaridades automáticas, no tienen bases sustentables en el tiempo para sus propósitos. Siempre están corriendo el riesgo de que alguien los desmienta. Internet es muy grande y tarde o temprano aparece la verdad.

Para profundizar este tema, te invito a que leas el artículo “La calidad de la información en Internet puede ser mucho mejor”. (http://www.dialogo2punto0.com/?p=279)

Share Button

Artículo anterior:

Artículo siguiente: