2 Raíces del marketing de contenidos (Parte 2)

por Juan Carlos Jiménez en octubre 16, 2016

raices2

En el artículo anterior analizamos la Raíz 1 del marketing de contenido: Internet y las telecomunicaciones han producido cambios radicales en los hábitos de los clientes

En esta nota revisaremos una segunda raíz que nos permitirá programar y desarrollar planes de mercadeo más asertivos.

Raíz 2: Clientes rechazan el enfoque “intrusivo” de la publicidad en Internet:

Se considera “intrusivo” un aviso publicitario que es concebido para interrumpir la navegación del cliente como mecanismo para llamar su atención.

Avisos “pop up”, avisos desplegables encabezando las páginas o en medio de los textos, o videos y audios que comienzan en automático, son algunos de los formatos que interrumpen y perjudican la experiencia de los clientes mientras leen y navegan una página web.

Este tipo de anuncio hace que las páginas web se carguen más lento, que el cliente tarde más en llegar a lo que está buscando y que cometa errores en el proceso. Y en el caso de quienes navegan con sus celulares, sienten que la publicidad les roba parte de la transferencia de data que deben pagar.

En todo caso, tal es la molestia que produce este tipo publicidad, que cada día los clientes son más proactivos para bloquearla, con software especializado en esto.

Así mismo, la molestia también se ve reflejada en la efectividad de los propios anuncios publicitarios: en promedio apenas reciben menos del 0,5% de clicks.

Claro, esto plantea nuevos paradigmas al mundo de los anunciantes, de los medios y de las agencias de mercadeo y publicidad.

A esta poderosa industria, que lleva 100 años haciendo publicidad intrusiva en otros medios, le cuesta cambiar sus paradigmas.

Internet y las telecomunicaciones le dio un poder individual a los clientes, cuya fuerza de no la habían tenido con otros medios. Y esto es, a su vez, el mayor de los retos que plantea el marketing de contenidos: asumir que el protagonista es el cliente y no la empresa, sus productos o sus marcas.

Ver Parte 1: Internet y las telecomunicaciones han producido cambios radicales en los hábitos de los clientes.

Share Button

Artículo anterior: